ruben-navarro2web-600x350

“Hacer un corto supone mucho trabajo, mucho esfuerzo, muchas ganas e ilusión; es muy gratificante, merece la pena vivirlo”

Rubén Navarro, antiguo alumno de la Universidad Nebrija, visitó el Campus de La Berzosa para pronunciar una conferencia en la Facultad de Ciencias de la Comunicación y conceder una entrevista a los alumnos de Nebrija MediaLab. Habló sobre su paso por la Universidad, sus comienzos en EE.UU. y sus primeros proyectos como director de cine.

¿Cómo ha influido Nebrija en su vida profesional? 

Nebrija influyó bastante y bastante bien porque gracias a ella pude empezar mis prácticas en Antena 3, fue el primer paso al mundo laboral y gracias a eso conseguí un contrato. Allí aprendí a estar en un entorno de trabajo, a saber cómo trabajar en conjunto con otra gente, con otro equipo, y es importante aprender de ellos. Nebrija me dio la oportunidad de entrar en ese mercado.

¿Cuál fue el detonante clave que hizo que se marchara fuera?

Siempre lo había tenido en mi cabeza y durante un momento de mi vida era algo imposible de hacer. Habían muchos factores que iban en contra, tema de inglés, tema de dinero, es un sitio muy lejos, miedos… Pero cuando empecé a trabajar y empecé a ahorrar me planteé la posibilidad de irme a Londres y un día dije: Londres no, Los Ángeles. Empecé a valorar si era posible y me puse un periodo de dos años: cojo experiencia, ahorro dinero, me preparo el inglés y luego cuando llegue el momento adecuado me voy. Y así lo hice.

 ¿Y por qué a Los Ángeles y no a otro lugar?

Los Ángeles es la meca del cine, es donde están los grandes estudios, las grandes productoras y donde salen todas las películas, era un destino casi indispensable. New York fue también una posibilidad pero a mí siempre me atrajo más Los Ángeles.

¿Cómo fue la experiencia de la grabación de su primer cortometraje In tune with you?

Fue muy buena, estresante, pero un cortometraje siempre lo es. Fue demostrarme a mí mismo que podía hacerlo y gracias a eso he aprendido cosas para luego llegar a otro cortometraje y hacerlo mejor. Considero que In tune with you es mi primer cortometraje porque quizás es el más profesional y esto me sirvió para demostrarme que soy capaz, que tengo los medios, que tengo la capacidad y que salió bien.

¿Cómo fue el salto de trabajar como figurante 16 horas seguidas en un plató desde las 6.00 am a realizar su primer cortometraje, que ya ha sido seleccionado en diferentes festivales como el de Cannes, y a colaborar en cortometrajes como Underprivileged? 

Mi periodo como extra fue muy interesante, evidentemente no es lo que quiero hacer pero creo que me ayudó en muchos aspectos, por ejemplo, a entender cómo es un rodaje profesional como fue en el caso de Mujeres desesperadas, CSI, House… Fue muy interesante para aprender. Todo depende de ti y de lo que tú saques. Todo ello lo usé para aprender. Cuando empecé a tener festivales fue muy gratificante, sobre todo el primero de mi vida, recuerdo que me puse a gritar y saltar en la habitación porque hacer un corto supone mucho trabajo, mucho esfuerzo, muchas ganas, ilusión y le pones tanto que luego cuando se ve que a la gente le gusta es muy gratificante. Ojalá lo vuelva a vivir y esta vez el doble porque merece la pena.

¿Tiene algún referente?

Esta pregunta me la hacen muchas veces y es complicado decir una persona, un referente, hay gente muy buena, que yo admiro como directores y que tienen películas que llegan y que transmiten. Pero a mí personalmente me gusta mucho Sam Mendes, el director de American Beauty, porque es una persona que sabe contar muy bien las historias y a mi es lo que más me interesa y lo que más me gusta cuando yo ruedo un cortometraje.

¿Qué diría que debe tener un buen director de cine?

Para mí, comunicar. Tú estás contando una historia y si no sabes comunicar no puedes contar una historia, tienes que saber comunicar lo que quieres y cómo lo quieres a mucha gente, hay un equipo muy grande en un rodaje. Tienes que saber transmitir tu visión de lo que quieres a dirección de fotografía, a sonido, a vestuario… Todo el mundo tiene que estar acorde a tu visión porque un director, al fin y al cabo, lo que hace es darle vida a una historia con su visión y por eso contratan a directores para ciertas historias porque creen que él es el apropiado para contarla.

¿Se atreve a hablarnos de sus futuros proyectos?

Ahora mismo acabo de terminar de rodar un cortometraje que está en proceso de postproducción y estoy acabando con este. No me he planteado todavía el siguiente. No quiero poner mi cabeza en otras cosas en el futuro hasta que no termine esta. Aunque ya tengo una medio idea de por dónde puede ir.

¿Qué consejos le daría a los alumnos de Nebrija que también sueñan con formar parte de la industria del cine?

Es un mundo muy complicado pero como todo, no porque sea cine es más complicado que otra cosa, todo es complicado. Pero todo es cuestión de saber planearse bien lo que uno quiere y yo de eso me he dado cuenta con el tiempo. Al haber hecho varias cosas en mi vida después es cuando he dicho: resulta que como lo he hecho de esa forma, ha servido. Yo siempre hablo de estrategia y es una estrategia de ti mismo; dónde quieres llegar, buscar el camino, y el camino te lo buscas tú, nadie te lo da, nadie te abre las puertas. Si lo vas haciendo así las cosas van saliendo poco a poco.

Andrea Ballesteros Palazón y Sandra Alonso Ribas
Redactoras de Nebrija MediaLab

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>